Kenjo blog logo
CATEGORIAS
¿BUSCAS NUESTRA WEB?
Visita nuestra Web
IDIOMAS
Kenjo blog logo
Vacaciones y ausencias

Permisos laborales retribuidos: ¿qué tipos hay y cómo gestionarlos?

Los permisos laborales retribuidos son un derecho del trabajador reconocido por el Estatuto de los Trabajadores. Estos permiten al empleado ausentarse de su puesto de trabajo bajo causas justificadas, sin que esto afecte a su nómina.

Estos permisos laborales están recogidos en las leyes laborales y garantizan al trabajador la posibilidad de ausentarse de su puesto cuando más lo necesite. En este artículo veremos en qué consisten, cuáles son los más habituales y qué plazos se establecen para cada uno de ellos.

 

¿Qué son los permisos laborales retribuidos?

 

Los permisos laborales retribuidos son aquellos en los que el empleado tiene una justificación para ausentarse del trabajo sin que esto afecte a su salario o reciba una amonestación. Para ello, deberá presentar los justificantes necesarios y avisar a la empresa con antelación siempre que las circunstancias lo permitan.

 

 

time off feature CTA

 

 

Las ausencias retribuidas están reconocidas legalmente por el Estatuto de los Trabajadores y los convenios colectivos. Estos abarcan distintas circunstancias y dependiendo de estas se establecen unos períodos máximos de ausencia. La principal diferencia entre los permisos retribuidos y las bajas laborales -o una incapacidad temporal- es que estas últimas están gestionadas por la Seguridad Social y, dependiendo de las características de cada una de ellas, abonadas por este organismo. En cualquier caso, se entiende que este tipo de bajas no han de causar un perjuicio en la retribución salarial del empleado

 

¿Qué permisos no son retribuidos?

 

Es importante saber que no todos los permisos laborales son retribuidos. Según la Guía laboral del Ministerio de Trabajo, “los cargos electivos a nivel provincial, autonómico o estatal, en las organizaciones sindicales más representativas tendrán derecho al disfrute de los permisos no retribuidos necesarios para el desarrollo de las funciones sindicales propias de su cargo, pudiéndose establecer, por acuerdo, limitaciones al disfrute de los mismos en función de las necesidades del proceso productivo”.

 

Esto quiere decir que si un trabajador debe ocupar un cargo público de nivel provincial, autonómico o estatal, podrá disfrutar del permiso pero no recibirá su salario. Aunque, reserva a la empresa el derecho de acordar ciertas limitaciones en caso de que el proceso productivo de la misma lo requiera.

 

¿Qué dice el Estatuto de los Trabajadores sobre los permisos retribuidos?

 

El Estatuto de los Trabajadores recoge las normas fundamentales del Derecho Laboral en España. Así, en su artículo 37.3., reconoce que un empleado, “previo aviso y justificación”, podrá ausentarse del trabajo teniendo derecho a recibir su salario y enumera las posibles causas y el periodo de tiempo asignado para cada una de ellas.

 

Tipos de permisos laborales retribuidos  

 

A continuación, enumeramos qué permisos retribuidos se reconocen y qué periodo se asigna a cada uno de ellos.

 

  • Permiso por matrimonio: el Estatuto de los Trabajadores otorga 15 días naturales para los empleados que se casen. Estos empiezan a contar a partir del día en el que se formaliza el matrimonio. El trabajador tendrá que presentar un acta o documento similar. Algunos convenios también permiten solicitar este permiso cuando se formaliza una pareja de hecho.
  • Permiso por fallecimiento, accidente o enfermedad grave de un familiar: al empleado le corresponden dos días de permiso retribuido, ampliables a cuatro en caso de que sea necesario un desplazamiento, en caso de fallecimiento, accidente, enfermedad, hospitalización, intervención que precise reposo de un familiar de hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad. Esto incluye a padres, hijos, abuelos, nietos, hermanos, cónyuge, suegros, yerno o nuera, cuñados, abuelos del cónyuge, cónyuges de los nietos y hermanastros. Algunos convenios establecen períodos más amplios.
  • Permiso por traslado de domicilio habitual: la ley ofrece un día de ausencia remunerada para trasladarse de domicilio. Algunas empresas pueden solicitar, como justificante, el cambio de empadronamiento o el nuevo contrato de arrendamiento.
  • Permiso por deberes públicos: este permiso depende del tipo de deber público con el que tiene que cumplir el trabajador. El más común es ir a votar o formar parte de una mesa electoral.
  • Permiso por función sindical: cuando el trabajador ostente un puesto de representación de los trabajadores tiene el derecho de ausentarse de su puesto de trabajo para cumplir con estas funciones. El tiempo dependerá de la tarea en cuestión y de lo que asigne el convenio colectivo.
  • Permiso por preparación al parto o exámenes prenatales: la trabajadora embarazada dispone de un permiso retribuido para realizar exámenes prenatales o acudir a las clases de preparación al parto cuando coincidan con su jornada laboral. El tiempo disponible será el mínimo necesario.
  • Permiso por motivos académicos: en los casos en los que el empleado está cursando estudios también tiene derecho a solicitar un permiso retribuido para, por ejemplo, realizar un examen.
  • Permiso por lactancia: trabajadores con hijos menores de 9 meses, tienen derecho a ausentarse del trabajo durante una hora. El tiempo aumenta en caso de adopción o parto múltiple.
  • Otros permisos por convenio: según cada convenio, hay empresas que pueden tener otro tipo de permisos retribuidos. En este caso, conviene aclarar que el permiso por paternidad y maternidad, no se trata de un permiso retribuido como tal sino de una baja laboral y quien se ocupa de abonar es la Seguridad Social y no la empresa. 

 

 

time off feature CTA

 

 

¿Cuándo se disfrutan los permisos laborales retribuidos?

 

El permiso retribuido empieza a contar desde el primer día laborable. Estos días se contabilizan como días trabajados; por eso, el trabajador sigue cobrando su sueldo habitual y no tiene que recuperar las horas.

 

Además, en 2018 la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ratificó con la sentencia 257/2020 por la que si “el hecho causante de un permiso retribuido tiene lugar en un día no laborable –festivo o día establecido como no laborable en el calendario laboral-, el día en el que se inicia dicho permiso es el primer día laborable tras el hecho causante”.

 

La sentencia afirma que “los permisos se conceden para su disfrute en días laborables, pues en días festivos no es preciso pedirlos porque no se trabaja”. Así, los días que corresponden a los permisos de matrimonio o fallecimiento no computarán en días no laborables. Por ejemplo, si el fallecimiento de un familiar se produce un viernes, el permiso empezará a contar a partir del siguiente lunes.

 

¿Cuáles son los beneficios de los permisos laborales retribuidos?

 

El principal beneficio de los permisos retribuidos para los trabajadores es que pueden disfrutar días libres, cuando las circunstancias lo requieren, sin que se vea afectado el nivel de ingresos mensual. Para la empresa, al mismo tiempo, también tiene ciertas ventajas:

 

 

¿Cómo gestionar los permisos retribuidos a través de un software?

 

Los permisos retribuidos tramitarse gestionarse fácilmente con un software de gestión de ausencias de los trabajadores

 

Con Kenjo podrás administrar y registrar de manera eficaz las vacaciones, bajas por enfermedad, teletrabajo, ausencias retribuidas y cualquier otro tipo de ausencia. Todo desde una misma plataforma, lo que te permitirá tener una visión global de la disponibilidad del equipo en cada uno de los departamentos y tomar decisiones.

 

 

Software de vacaciones y ausencias

Interfaz de la funcionalidad de vacaciones y ausencias del software de Kenjo

 

Dentro del programa podrás crear diferentes tipos de ausencias para saber cuál es el motivo en cada caso y agregar documentos como justificantes. De esta forma, las empresas ganan en visibilidad y organización. Utilizar Kenjo permitirá al equipo de recursos humanos ahorrar tiempo y reducir posibles errores en la tramitación y gestión de estos permisos retribuidos. 

Free trial

Solo email corporativos (ej. @tu-empresa.com) son aceptados.
Al menos 8 caracteres, incluyendo una mayúscula, una minúscula y un 1 número.
free trial CTA