Kenjo blog logo
CATEGORIAS
¿BUSCAS NUESTRA WEB?
Visita nuestra Web
IDIOMAS
Kenjo blog logo
Departamento de RRHH

Turnos rotativos: ¿por qué son una buena opción?

Hay empresas y servicios que requieren mantener su actividad por largos períodos de tiempo, en muchas ocasiones durante 24 horas los siete días de la semana. Para lograrlo, se han creado los turnos rotativos, que permiten a la empresa contar con un equipo de trabajadores ajustado a sus necesidades.

 

Sin embargo, este modelo de organización del trabajo está sujeto a ciertas normas recogidas en el Estatuto de los Trabajadores y otros textos legales. Por lo tanto, es importante estar al día y saber crear un buen sistema de turnos que funcione para la empresa pero que también respete el tiempo de descanso de los empleados.

 

¿Qué significa trabajar en turnos rotativos?

 

En el artículo 36 del Estatuto de los Trabajadores se define el trabajo de turnos como “toda forma de organización del trabajo en equipo según la cual los trabajadores ocupan sucesivamente los mismos puestos de trabajo, según un cierto ritmo, continuo o discontinuo, implicando para el trabajador la necesidad de prestar sus servicios en horas diferentes en un periodo determinado de días o de semanas”.

 

Es decir, los empleados se van turnando para que la producción de la empresa siga en funcionamiento las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Incluidos, en algunos casos, fines de semana y festivos.

 

Esto es necesario, por ejemplo, en el ámbito de la salud o los servicios de emergencia ya que tienen que estar siempre disponibles. Por lo tanto, es necesario implementar una organización de trabajo que lo permita.

 

En el trabajo por turnos rotativos, en concreto, se establece una hora de entrada y salida pero estas van cambiando a lo largo de los días o de las semanas. Esto se hace así para que todos los empleados tengan las mismas condiciones y, por ejemplo, no siempre trabajen los mismos los fines de semana o las noches.

 

Requisitos legales de los turnos rotativos

 

El sistema de turnos rotativos está regulado por, como hemos dicho, el artículo 36 del Estatuto de los Trabajadores y el art. 19 del Real Decreto 1561/1995 sobre jornadas especiales de trabajo. Dentro de estos se recoge que:

 

  • En los procesos productivos continuos durante las veinticuatro horas del día, en la organización de los turnos se tendrá en cuenta la rotación de los mismos para que ningún trabajador esté en el turno de noche más de dos semanas consecutivas, salvo que lo solicite de forma voluntaria.
  • Deben pasar, al menos, 12 horas entre el término de una jornada de trabajo y el inicio de la siguiente.
  • Aquellos trabajadores para los que su jornada laboral supere las 6 horas diarias tendrán derecho a un período de descanso de 15 minutos.
  • El número de empleados en cada turno y puesto ha de coincidir a lo largo de las rotaciones. Es decir, los equipos siempre han de ser iguales en número.
  • Los calendarios con los turnos deben comunicarse a los trabajadores con suficiente antelación.
  • Los períodos de descanso semanal han de ser de mínimo día y medio, acumulables por periodos de hasta catorce días. Sin embargo, el artículo 19 del Real Decreto establece que los trabajadores podrán acumular por periodos de hasta cuatro semanas, el medio día del descanso semanal o bien podrán separarlo del día completo para disfrutarlo en otro momento de la semana.

 

Ventajas de los turnos rotativos

 

Trabajar a turnos rotativos es bastante común ya que, en ciertos ámbitos, ofrece ventajas muy interesantes:

 

Ventajas para la empresa

 

  • Las empresas pueden organizar el trabajo de sus empleados acorde a sus necesidades.
  • Los horarios y su distribución no generan malestar entre los trabajadores ya que todos pasan por todos ellos.
  • Variar el horario ayuda a que los profesionales que realizan tareas monótonas estén más presentes durante su labor.

 

Ventajas para el trabajador

 

  • Tiene flexibilidad para adaptar los turnos a sus necesidades en función de cada semana del mes.
  • El reparto de la jornada laboral es equitativo así como los periodos de descanso.

 

Desventajas de los turnos rotativos

 

Por su puesto, como es lógico, el trabajo a turnos rotativos también presenta algunas desventajas para ambas partes:

 

Desventajas para la empresa

 

  • La mala gestión de turnos puede generar descontento entre los trabajadores.
  • Avisar con poco tiempo a los trabajadores de cuáles serán sus turnos también puede traer problemas.
  • También, en casos de mala gestión, puede darse una reducción de la productividad y tendencia al absentismo laboral.
  • Si los trabajadores no descansan correctamente en su tiempo libre, el incremento de errores puede llevar a accidentes laborales.

  

Desventajas para el trabajador

 

  • Los trabajadores pueden llegar a tener dificultades para adaptarse a ciertos horarios y provocar problemas de descanso a medio y largo plazo.
  • Si no existen unos patrones de descanso adecuados, es posible que surjan problemas como ansiedad, estrés o depresión.
  • La conciliación familiar y laboral puede llegar a ser complicada, especialmente si los cambios de turnos ocurren con mucha frecuencia.

 

 

New call-to-action

 

 

Tipos de turnos de trabajo

 

Dependiendo de cómo se organice el trabajo de turnos rotativos existen diferentes tipos y diferentes patrones.

 

Turno rotativo doble

 

En este tipo de turno rotativo los empleados alternan el turno de mañana y de tarde durante, por lo general, una semana. Este es uno de los más extendidos y se utiliza sobre todo en empresas que trabajan de lunes a viernes.

 

Turnos rotativos triples

 

Las 24 horas del día se dividen en tres turnos de ocho horas: mañana, tarde y noche. Así, el funcionamiento de la empresa no se frena en ningún momento, tampoco durante los fines de semana. En estos casos, los trabajadores suelen recibir dos días de descanso entre cada cambio de turno.  

 

Rotación natural o inversa

 

En este último caso, se hace referencia a la forma en la que se hace la rotación de los turnos. Es decir, podemos seguir el patrón natural que sería mañana, tarde y noche. O bien, hacer una rotación inversa que se correspondería con noche, tarde y mañana (por ese orden). Si se aplica una rotación de turnos inversa es importante vigilar que pasen más de 12 horas entre el fin y el inicio de cada jornada.

 

¿Qué profesiones suelen tener turnos rotativos?

 

Los turnos rotativos se suelen dar en el sector primario, secundario y terciario. En todos ellos es habitual encontrar empresas que necesitan mantener su actividad durante largos periodos de tiempo, lo que requiere tener una plantilla de turnos.

 

Algunos ejemplos:

 

  •   Transportistas.
  •   Personal sanitario.
  •   Servicios de emergencias.
  •   Personal en refinerías, eléctricas, etc.
  •   Gasolineras.
  •   Servicios de seguridad.
  •   Servicios de transporte público.

 

Buenas prácticas a la hora de realizar turnos rotativos

 

Como hemos visto, una mala gestión de turnos puede desencadenar muchos problemas dentro de la empresa. Por lo tanto, presta atención a este listado de buenas prácticas:

 

  • Respetar los periodos de descanso.
  • No asignar turnos de noche durante más de dos semanas consecutivas (a menos que el trabajador lo pida).
  • Animar a los trabajadores a coger su tiempo de descanso en jornadas de más de 6 horas.
  • Comunicar los turnos con tiempo suficiente para que los trabajadores puedan organizarse.
  • Recordar a los empleados la importancia del descanso cuando no están trabajando.
  • Tratar de tener en cuenta las necesidades de los trabajadores a la hora de realizar los cuadrantes de horarios.
  • Utilizar un software de turnos rotativos que automatice la creación de los turnos para evitar errores.
free trial CTA