Kenjo blog logo
CATEGORIAS
¿BUSCAS NUESTRA WEB?
Visita nuestra Web
IDIOMAS
Kenjo blog logo
Retribución

Retribución flexible [2021]: todo lo que necesitas saber

¿Sabes qué ventajas fiscales ofrece un plan de retribución flexible para el empleado y para la empresa? ¿Te interesa implementarlo en tu organización? Te explicamos con detalle todo lo que necesitas saber para poner en marcha esta estrategia.

 

¿Qué es la retribución flexible?

 

La retribución flexible, también conocida como la retribución en especie, en un tipo de retribución salarial. Consiste en un complemento salarial en el que se ofrecen productos o servicios gratis o a un coste reducido para el empleado de la empresa.

El artículo 42.1 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre las Renta de las Personas Físicas (IRPF) define las rentas en especie de la siguiente forma: “constituyen rentas en especie la utilización, consumo u obtención, para fines particulares, de bienes, derechos o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal del mercado, aun cuando no supongan un gasto para quien las conceda”.

Es, por tanto, una opción para las empresas que quieren ofrecer mejores condiciones a sus trabajadores pero no quieren o no pueden incurrir en un mayor gasto en la retribuciones salariales. Estos productos o servicios son, por ejemplo, abonos para el gimnasio, servicios de guardería, transporte público, etc. De este modo, el empleado obtiene un ahorro y maximiza su salario neto.

Cada persona puede negociar con la empresa qué parte de su sueldo quiere recibir como retribución flexible, aunque nunca deberá ser más de un 30% de su salario bruto anual según el Artículo 26.1 del Real Decreto Legislativo 2/2015.

 

¿Qué dice la ley sobre la retribución flexible?

 

La legislación española establece cómo funciona la retribución flexible a través de dos leyes:

 

  • Ley 35/2006 del Impuesto sobre las Renta de las Personas Físicas (IRPF).
  • Real Decreto 439/2007 con el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

Estos textos establecen una serie de limitaciones para la retribución flexible, su tratamiento fiscal y el tipo de bienes o servicios que sí cotizan. Así, es importante tener en cuenta que:

 

  • El salario en especie ha de ser un acuerdo entre la empresa y el empleado. No se puede imponer este modelo de retribución a no ser que esté establecido por normativa o convenio.
  • El salario flexible nunca podrá superar el 30% del total del salario del trabajador.
  • Cuando haya acuerdo, el trabajador pasará a obtener una retribución flexible a través de un salario mixto compuesto por una parte en especie y otra en dinero.
  • La fiscalidad de la retribución flexible también es importante. El trabajador puede excluir de su IRPF hasta el 30% del sueldo. Sin embargo, es importante saber que hay productos o servicios que sí están sujetos a retenciones.

 

template CTA

 

 

Diferencia entre beneficio social y retribución flexible

 

Muchas veces los beneficios sociales se incluyen dentro del paraguas de retribución flexible o se utilizan como sinónimos. Sin embargo, existe una diferencia importante entre ambos términos.

Como hemos dicho, la retribución en especie busca ayudar al empleado a sacar más provecho a su salario, mientras que los beneficios están más ligados a estrategias de retención de talento, employer branding, etc. que tratan de mejorar el bienestar y la motivación de la plantilla.

En el caso de los beneficios, también, la organización se hace cargo del importe íntegro del producto o servicio en cuestión y están a disposición del trabajador independientemente de su salario.

 

Ventajas de la retribución flexible

 

Un plan de retribución flexible genera grandes beneficios para la empresa y para los trabajadores. Estos tienen, por supuesto, un impacto económico pero también a nivel social: mayor compromiso, motivación, bienestar, etc.

 

Ventajas para la empresa

 

  • Atracción y retención del talento: una empresa con un plan de retribución flexible resultará mucho más atractiva para los profesionales.
  • Compromiso y productividad: los trabajadores, normalmente, se sienten más valorados por lo que su compromiso y su bienestar dentro de la empresa aumenta. Esto, a su vez, tiene un impacto positivo sobre el rendimiento.
  • Reducción de los costes salariales: los empleados ganan más dinero sin que la empresa tenga que aumentar su presupuesto para nóminas.
  • Mejora del employer branding: la imagen de la empresa mejora ya que cada vez más profesionales valoran los complementos y los beneficios salariales adicionales.

 

Ventajas para el empleado

 

  • Reducción de impuestos: la retribución flexible está libre de IRPF (mientras no exceda el 30% del salario bruto anual) por lo que los trabajadores pagan menos impuestos y maximizan su salario neto.
  • Aumento del ahorro: todos los servicios o productos que la empresa le ofrece a un coste más accesible o de forma gratuita serán un ahorro para el trabajador.
  • Voluntario y personalizable: el trabajador puede elegir la configuración de su sueldo y decidir qué parte quiere en dinero y qué parte en especie.

 

Principales servicios de retribución flexible

 

Existen muchos tipos diferentes de servicios o productos que se pueden ofrecer como retribución flexible. Depende de la empresa optar por unos o por otros ya que el catálogo es amplio:

 

Ticket restaurante

 

Es un clásico que se utiliza desde hace muchos años. Los ticket restaurante permiten a los empleados abonar toda o una parte de las comidas que realizan durante la jornada laboral. Cada empresa determina el valor del bono. sin embargo, existe un máximo de 11€ por día que están exentos de IRPF. Es decir, lo que exceda esta cantidad tendrá que ser abonado por el trabajador.

Además del ahorro que supone para el trabajador, también es una comodidad ya que podrán salir a comer en lugar de tener que prepararse la comida para toda la semana.

 

Seguro de salud

 

Los seguros médicos también son un elemento habitual en los planes de retribución flexible. Están exentos de IRPF hasta 500€ por persona al año aunque sí cotizan para la Seguridad Social.

Algunas empresas también tratan de negociar acuerdos con las aseguradoras para que sus empleados puedan acceder a este servicio por un coste menor, aunque la organización no se haga cargo de la cuota.

 

Cheques guardería

 

Los cheques guardería están pensados para empleados con hijos menores de tres años. En este caso, no hay un límite de gasto y el importe puede deducirse en el Impuesto de Sociedades.

Más allá del valor económico, este tipo de retribución facilita la conciliación familiar de los empleados lo cual está cada vez más valorado.

 

Cuotas de gimnasio

 

Promover un estilo de vida saludable entre los empleados y facilitarle pases para gimnasio es otra forma de retribución flexible. El coste se deduce en el Impuesto de Sociedades y, además, la empresa disfrutará de una plantilla más sana y motivada.

 

 

pillar page CTA

 

 

Abono transporte

 

Las empresas pueden ofrecer a sus empleados tarjetas de transporte aunque el importe máximo mensual es de 136,60€. Tampoco puede suponer más de 30% del salario bruto del empleado. Esto es especialmente interesante en grandes ciudades donde los trabajadores se desplazan en metro, bus, etc.

 

Planes de pensiones

 

También es muy común ofrecer planes de pensiones privados para que los trabajadores tengan un complemento llegada la hora de la jubilación. Las aportaciones se deducen de la base imponible del Impuesto de Sociedades.

 

Ordenador y móvil

 

La compañía también puede proporcionar a sus empleados dispositivos como ordenador portátil o teléfono móvil, sobre todo ahora que el teletrabajo se ha extendido de forma masiva. Son herramientas que el empleado necesita en su día a día y funcionan como pago en especie.

 

Coche de empresa o vivienda

 

En caso de comerciales es muy habitual que estos cuenten con un coche de empresa o una plaza de parking, este tipo de incentivos resultan de gran ayuda para el trabajador. También es habitual que los empleados que viajan por negocios a otra ciudad con frecuencia o están desplazados puedan disponer de una vivienda de la que se hace cargo la empresa.

 

Ejemplo de nómina con retribución flexible

 

Tomamos como ejemplo un análisis que ha hecho Sodexo para saber cómo beneficia la retribución flexible al empleado en su nómina. Para ello, comparamos la situación de un trabajador que decide destinar parte de su sueldo a servicios dentro de un plan de retribución flexible, para la comida diaria y la guardería, y otros que prefiere no utilizarlo.

 

 

Con retribución flexible

Sin retribución flexible

SALARIO BRUTO ANUAL: 25.000€

SALARIO BRUTO ANUAL: 25.000€

SALARIO BRUTO MENSUAL: 2.083,33€

SALARIO BRUTO MENSUAL: 2.083,33€

Salario dinerario*: 1.652,50€

Salario dinerario: 2.083,33€

    Salario base: 1.416,43€

    Salario base: 1.785,71€

    Paga extra: 236,07€

    Paga extra: 297,62€

Salario en especie: 430,83€

Salario en especie: 0€

Cheque guardería: 229,17€

Cheque guardería: 0€

Cheque restaurante: 201,67€

Cheque restaurante: 0€

Deducciones: 320,41€

Deducciones: 385,69€

Seguridad Social (6,35%): 132,29€

Seguridad Social (6,35%): 132,29€

Por salario dinerario: 104,93€

Por salario dinerario: 132,29€

Por salario en especie: 27,36€

Por salario en especie: 0€

Retención IRPF (9,03€): 188,12€

Retención IRPF (12,16€): 2253,40€

Por salario dinerario: 188,12€

Por salario dinerario: 253,40€

Por salario en especie: 0€

Por salario en especie: 0€

INGRESO EN NÓMINA: 1.332,09€

INGRESO EN NÓMINA: 1.697,65€

Gastos voluntarios: 0€

Gastos voluntarios: 430,83€

Guardería: 0€

  Guardería: 229,17€

Menú diario: 0€

  Menú diario: 201,67€

Dinero disponible: 1.332,09€

Dinero disponible: 1.266,81€

Ahorro con retribución flexible: 110,04€

 

 

 

Vemos, por tanto, que aceptar los planes de retribución flexible de la empresa tiene grandes beneficios fiscales para el empleado y que, incluso, aumenta su capacidad de ahorro.

 

5 consejos para implementar la retribución flexible

 

¿Has decidido implementar un plan de retribución flexible en tu empresa? Te damos diferentes consejos para que la implementación dentro de tu empresa sea todo un éxito.

 

1. Realizar un análisis previo

 

El primer paso es realizar un análisis previo para ver cómo impactaría un plan de retribución a la empresa, qué ventajas fiscales ofrece y qué empleados podrían acogerse. Hay que conocer bien el entorno para trabajar sobre una base segura.

 

2. Definir objetivos

 

Cualquier plan o acción debe partir de unos objetivos concretos. ¿Por qué hacemos lo que hacemos? Estas metas pueden ser mejorar la satisfacción de los empleados, aumentar su productividad o atraer nuevo talento. Para cada objetivo se establecen unas acciones concretas.

 

3. Adaptar la oferta

 

¿Qué quieren los empleados de la empresa? Trata de adaptar la oferta a sus intereses. Para ello, lanza encuestas anónimas y pregúntales qué tipo de retribución flexible les interesa más y qué encaja mejor con su estilo de vida.

 

4. Diseñar la estrategia

 

Con toda esta información, el departamento de Recursos Humanos ya está en posición de empezar a diseñar su plan de retribución flexible. Además de definir la oferta, según los intereses manifestados por los trabajadores, también hay que ver qué parte del salario será en efectivo y qué parte en especie. Recuerda que existe un límite del 30%.

 

5. Crear un plan de comunicación

 

Si los trabajadores no conocen los beneficios de los planes de retribución flexible o qué productos o servicios están a su disposición, será como si no se hubiera lanzado ninguna acción. Trata de crear un plan de comunicación para la puesta en marcha, de modo que los empleados descubran estos beneficios y puedan hacer uso de ellos.

free trial CTA