Kenjo blog logo
CATEGORIAS
¿BUSCAS NUESTRA WEB?
Visita nuestra Web
IDIOMAS
Kenjo blog logo
Departamento de RRHH

Clima laboral, ¿qué es y cómo mejorarlo?

El clima laboral es un elemento indispensable para alcanzar el éxito de una empresa. Un ambiente laboral positivo ayudará a que los empleados rindan mejor en su trabajo y la productividad empresarial mejore. 

 

Por ello, en este artículo te explicamos en qué consiste, su importancia para la organización, los distintos tipos que hay y cómo medirlo, además de consejos que puedes adoptar para crear un ambiente de trabajo favorable y duradero.

 

¿Qué es el clima laboral? 

 

El clima laboral es la percepción de los trabajadores sobre su experiencia con la empresa. Esta sensación está condicionada por factores tanto internos (características de los empleados) como externos (acciones de la empresa). A su vez, este concepto hace referencia al estado emocional de las personas de una organización que influye directamente en los resultados de la misma.

 

Principales estadísticas sobre el clima laboral 

 

El clima de trabajo es uno de los valores intangibles a los que más atención debe prestar una empresa. Sin embargo, este aspecto es en ocasiones descuidado por falta de conocimiento sobre cómo puede medirse.  

 

Diversos estudios han confirmado cómo un buen clima laboral influye en la productividad empresarial y en la percepción que los empleados tienen de la empresa. De hecho, un 40% de los empleados apuntan a este indicador como el más relevante dentro de su organización según un estudio realizado por la firma Alares.

 

Por otro lado, tener un buen entorno de trabajo también tiene un impacto considerable en aspectos concretos como los siguientes:  

 

  • Búsqueda de empleo: según datos del informe Employer Branding de Randstad (2019) un 47 % de candidatos prefiere buscar trabajo en empresas que ofrezcan un ambiente laboral agradable.
  • Sentimiento de pertenencia: la marca empleadora puede verse reforzada gracias a un sentimiento de pertenencia sólido por parte de los trabajadores, tal y como refleja un estudio multinacional sobre la construcción de la marca del empleador de Redalyc (2014).
  • Aspectos económicos y de conciliación: dos de los temas que más valoran los empleados es poder tener unas buenas condiciones tanto económicas como de conciliación entre la vida personal y laboral, como parte de un ambiente laboral adecuado, según el estudio IMEA de Alares.
  • La productividad: el hecho de trabajar en un entorno flexible en el que los empleados se sientan comprendidos por la empresa afecta muy positivamente en la productividad. Así lo demuestra un informe de Condeco en el que el 64 % de directivos de distintas empresas a nivel mundial confirma este hecho. 
  • Desarrollo profesional y personal: tener un buen entorno laboral impulsa el crecimiento y el desarrollo tanto profesional como personal de los empleados que logran su máximo potencial. De hecho y según un informe de la compañía Gallup, el 70% de los trabajadores estadounidenses no llegan a dar lo mejor de sí mismos por no trabajar en un ambiente propicio para ello. 

 

Importancia de tener un buen clima laboral 

 

Como hemos visto, mantener y cuidar un clima laboral positivo ayuda a obtener múltiples beneficios. Podemos destacar algunos más como la relación entre los trabajadores y los jefes, ayudando a establecer un vínculo seguro y de confianza.También el generar un sentimiento de pertenencia con la organización, ya que las personas consiguen identificarse con la empresa y generar fortalezas en ambas direcciones. Además, evita problemas laborales como el ausentismo laboral o la rotación del personal. 

 

Por otro lado, trabajar en un clima agradable y acogedor hace que aumente la creatividad y por el contrario, hacerlo con conflictos y a disgusto genera bloqueos mentales y disminuye la productividad. 

 

Objetivos del clima laboral 

 

Si la empresa no cumple con las expectativas del empleado, es normal que cambie de trabajo o incluso renuncie. Por eso, es importante cumplir con los siguientes objetivos para retener al talento y motivar a los trabajadores: 

 

  • Mejorar el conjunto de sentimientos o percepciones de un trabajador respecto a la empresa.
  • Fomentar la comunicación entre los miembros de la empresa mediante el diálogo, el respeto y la positividad.
  • Aumentar la confianza en los equipos de trabajo para que se sientan motivados.
  • Incrementar la satisfacción laboral a través del vínculo con la empresa y el reconocimiento de logros.
  • Mejorar la motivación profesional y personal de los empleados.
  • Aumentar la productividad laboral

 

Tipos de clima laboral  

 

A continuación, te contamos los diferentes tipos de clima laboral que existen. Con frecuencia, en la mayoría de las empresas predomina alguno de estos cuatro tipos de ambientes laborales:

 

1. Autoritario 

 

Este tipo de clima laboral se da cuando la dirección no confía en su plantilla y los empleados trabajan, mayoritariamente, en una cultura del miedo. Además, la comunicación se basa en instrucciones en vez de en tratar de mejorar e impulsar las habilidades de los empleados.

 

2. Autoritario paternalista 

 

Aunque exista cierta confianza entre los superiores y los empleados, este tipo de clima juega con dos necesidades sociales: se aplican métodos de castigos y de recompensas entre sus empleados.

 

3. Consultivo 

 

Las decisiones se toman desde la dirección y junto a los empleados (en niveles más bajos). Existe confianza aunque se emplean las recompensas y castigos eventuales. Suele percibirse un ambiente dinámico porque hay interacción entre ambas partes.

 

4. Participativo 

 

Existe plena confianza de la dirección en los empleados. Por ello, la toma de decisiones se da en todos los niveles. La dirección y los empleados forman un equipo para alcanzar los objetivos planteados a través de la planificación estratégica.

 

¿Cómo medir el clima laboral en una empresa?

 

El clima laboral depende en gran medida del grado de satisfacción de los trabajadores. Por ello, es necesario medir este ambiente laboral para conocer su estado actual y aplicar mejoras. Existen dos herramientas principales para averiguarlo:

 

  • Employee Net Promoter Score: uno de los indicadores para medir el clima laboral es  el eNPS o Employee Net Promoter Score que calcula la lealtad de los empleados y las probabilidades de que recomienden su empresa como un buen lugar de trabajo. También es un reflejo de las relaciones entre compañeros, el sentido de pertenencia o compromiso con la marca, la igualdad de oportunidades o de crecimiento profesional.  

 

  • Encuestas de clima laboral: entre las herramientas más conocidas y eficaces que se aplican hoy en día se encuentran las encuestas de clima laboral, con las que se mide el grado de satisfacción de los empleados y entre otros aspectos el eNPS. Puedes hacerlo manualmente o a través de un software de encuestas de clima laboral

Aplicar estas herramientas de forma manual puede resultar complejo, ya que es posible que se produzcan errores al diseñar la encuesta o analizar los datos. Por ello, la utilización de un software es una forma de automatizar este proceso, hacerlo ágil y sencillo además de evitar que surjan contradicciones. 

 

5 consejos para mejorar el clima laboral de una empresa  

 

El compromiso de los empleados viene determinado por el grado de satisfacción con la empresa y sus directivos. Este nivel de motivación tiene un impacto directo en el clima laboral, ya que cómo se sienten los trabajadores repercutirá de forma directa en su forma de trabajar. 

 

Por lo tanto, el comportamiento de la organización influirá notablemente en el clima laboral y productividad de un equipo, ya que los resultados del trabajo dependen en gran medida de la relación que se establezca entre los empleados y la empresa. 

 

Para mejorar el clima laboral, sigue estos consejos fáciles de aplicar, no requieren de tiempo, tan solo un poco de esfuerzo para fomentar un ambiente agradable y cercano:

 

1. Reconocer y elogiar a los empleados 

 

Reconocer el esfuerzo del trabajo bien hecho por parte de los empleados es una buena práctica a seguir. De esta manera, consigues mantenerlos motivados para seguir cumpliendo con los objetivos. Además, es recomendable felicitar los logros tanto en público como en privado para que se sientan valorados.

 

2. Promover el bienestar de los trabajadores 

 

Fomentar un clima de trabajo cooperativo entre personas contribuirá a crear un entorno laboral dinámico y positivo. Por ejemplo, aspectos como apoyar la conciliación entre la vida laboral y personal del empleado con políticas concretas y efectivas ayudará a que se cree un clima laboral positivo. 

 

3. Encuestas de clima laboral y evaluaciones de desempeño

 

Como hemos mencionado anteriormente, realizar de forma regular encuestas anónimas a tus empleados es una forma de conocer sus necesidades sobre aspectos concretos y su grado de satisfacción. Por otro lado, propiciar sesiones de feedback y realizar evaluaciones del desempeño periódicamente, resulta clave para impulsar las capacidades del empleado y saber qué dificultades tiene para la consecución de su trabajo. 

 

Puedes realizar estas sesiones de forma analógica o a través de un software con el que podrás hacer un seguimiento digital y automatizado de las competencias de tus equipos.

 

presentation CTA
 

4. Capacidad de liderazgo 

 

Un buen líder se encargará de mantener a su equipo motivado para asegurar nuevos éxitos de forma regular. Éste debe transmitir valores en equipo fundamentales como la empatía, los debates proactivos, el respeto y la colaboración entre los trabajadores.   


5. Ser transparente y claro 

 

La transparencia y la claridad influyen en la planificación estratégica de recursos materiales, así como con la conciliación laboral y la flexibilidad laboral. En este caso es conveniente tener en cuenta las condiciones y las situaciones particulares de cada trabajador, ya que no deberían desligarse de su rendimiento profesional. Por ejemplo, si un empleado está pasando por un momento personal complicado, debería tenerse en cuenta para, desde la empresa, apoyarle.

 

6. Cuidar la comunicación 

 

Es importante que la compañía disponga de recursos digitales para enviar comunicaciones a los trabajadores. De igual forma, se debe establecer una comunicación cara a cara con los trabajadores para comunicar fallos o logros, siempre basado en el respeto y el diálogo.

 

En definitiva, se trata de mejorar la comunicación interna de tu empresa para lo que un software de RRHH te puede ayudar, sobre todo si da la posibilidad de enviar mensajes y notificaciones a tus empleados de forma colectiva. 

 

Si quieres ver cómo Kenjo puede ayudarte a mejorar el clima laboral en tu organización, puedes reservar una demo personalizada con nuestro equipo de expertos en RRHH que te proporcionarán soluciones adaptadas a tus necesidades. 

free trial CTA