Kenjo blog logo
CATEGORIAS
¿BUSCAS NUESTRA WEB?
Visita nuestra Web
IDIOMAS
Kenjo blog logo
Servicios RRHH

¿Cómo ser un consultor de Recursos Humanos?

¿Alguna vez te has preguntado cómo ser consultor de Recursos Humanos? Si quieres dar un salto en tu carrera profesional y poner todos tus conocimientos y experiencia a disposición de los demás, no dejes de leer el siguiente artículo.

 

Este perfil tiene un papel muy importante dentro de los departamentos de Recursos Humanos ya que llega para desbloquear problemas o introducir nuevas metodologías para optimizar procesos entre otras muchas cosas. Es decir, una revolución positiva hacia nuevas formas de trabajo. 

 

¿Qué es un consultor de Recursos Humanos?

 

Un consultor de Recursos Humanos es aquel profesional que trabaja para la empresa con el objetivo de resolver un problema o satisfacer una necesidad relacionada con la gestión del talento.

 

Su función es la de analizar el contexto bajo una mirada objetiva y proponer soluciones o nuevas ideas en base a los conocimientos y experiencia adquiridos durante toda su carrera.

 

Por lo general, suele ser un profesional externo; es decir, no forma parte de la plantilla y se le contrata solo por sus servicios.

 

¿Qué diferencia hay entre un consultor freelance o en plantilla?

 

Ser un consultor de RRHH conlleva tomar una primera decisión muy importante: trabajar por cuenta propia o por cuenta ajena. Si decides trabajar por cuenta propia entonces serás un consultor freelance de RRHH. En este caso, tendrás que estar dado de alta como autónomo para poder facturar por tus servicios y también cotizar a la Seguridad Social.

 

Al ser freelance las empresas contratarán tus servicios para proyectos concretos o a través de una cuota fija mensual a cambio de unas horas determinadas. Este modelo te dará la libertad de elegir los proyectos en los que quieres involucrarte; sin embargo, no tendrás un sueldo fijo cada mes ya que dependerá del volumen de trabajo que tengas.

 

En cambio, cuando decides trabajar como consultor freelance por cuenta ajena pasas a formar parte de la plantilla. En este caso, dispondrás de una nómina todos los meses y estarás centrado en un único proyecto. Esto te permitirá profundizar mucho más e involucrarte de otra manera.

 

Principales funciones de un consultor de Recursos Humanos

 

¿Cómo ser un buen consultor de Recursos Humanos? Lo fundamental es entender bien las funciones que deberá desempeñar dentro de la empresa, tanto si lo hace como freelance o como interno:

 

  • Valoración del punto de partida: realizar un análisis detallado del momento en el que se encuentra la empresa, los procedimientos, las políticas, etc. es fundamental. En esta fase, el consultor deberá recopilar información y extraer conclusiones.
  • Asesoramiento: el consultor debe poner a disposición de la empresa todos sus conocimientos y experiencia para realizar un asesoramiento útil y aplicable. Este debe enfocarse en la resolución de problemas, en la optimización de procesos pero también en la introducción de nuevas tendencias o novedades.
  • Seguimiento del proyecto: cuando el consultor es freelance, tendrá que incluir dentro de sus servicios una fase de seguimiento para asegurarse de que las recomendaciones se están aplicando correctamente. Si forma parte de la empresa, el seguimiento será mucho más sencillo y formará parte de sus tareas habituales.
  • Cumplimiento de la ley: suele ser, también, responsabilidad del consultor interno cumplir con todos los requisitos impuestos por la ley así como todos los cambios que pueda haber en el tiempo.
  • Formación: el consultor también puede dedicarse a la formación del equipo de la empresa para que pueda implementar nuevos procedimientos que favorezcan el funcionamiento de la organización.

 

pillar page CTA

 

6 pasos para convertirse en un consultor de RRHH independiente

 

Para ser un consultor de Recursos Humanos debes seguir los siguientes pasos:

 

1. Obtén tu título

 

Para ser consultor de RRHH resulta muy conveniente contar con un grado en Administración de Empresas o en Gestión de Recursos Humanos. Esto te permitirá obtener los conocimientos básicos para empezar tu carrera.

 

Adicionalmente, se recomienda cursar algún tipo de máster que te diferencie del resto de profesionales del sector. 

 

2. Adquiere experiencia

 

Un consultor destaca por sus conocimientos pero también por su experiencia; por lo tanto, necesitas trabajar durante varios años dentro de un departamento de RRHH para poder optar al título de consultor. Trata de exprimir al máximo esta etapa y aprender no solo de tu propia experiencia sino también de la de tus compañeros. 

 

3. Decide si quieres ser un consultor generalista o especializado

 

En tu próximo paso profesional como consultor de RRHH puedes especializarte en un área concreta; como, por ejemplo, el reclutamiento. O, como segunda opción, puedes ofrecer tu apoyo a todas las áreas del departamento de forma transversal.

 

Si deseas especializarte en una disciplina en concreto, tendrás que dedicar recursos y esfuerzos para poder profundizar en ese área. Muchos profesionales deciden especializarse a través de un máster.

 

Cabe señalar que, como consultor, puedes trabajar de forma transversal para un departamento de RRHH pero, además, tener conocimientos específicos en un área concreta.

 

4. Haz networking y crea una cartera de clientes

 

Si vas a ser consultor freelance debes hacer contactos constantemente y empezar a construir tu base de clientes.

 

Una forma de empezar es establecer conexiones con otros consultores que no estén especializados en Recursos Humanos o que no sean expertos en un área que tú sí dominas. De este modo, podréis construir una relación mutuamente beneficiosa para ambas partes a través de las recomendaciones.

 

También suele ser útil repasar tu propia agenda de contactos de la universidad o puestos previos y acudir a eventos empresariales.

 

5. Trabaja tu marca personal en medios digitales

 

Estamos en plena era digital; por lo tanto, ahora más que nunca, es importante que tu negocio de consultoría esté presente en Internet y en las redes sociales. Estar presente en estos canales es fundamental para construir marca y desarrollar confianza.

 

A la hora de elegir la estrategia de comunicación piensa en qué canales están presentes tus clientes potenciales y apuesta por ellos.

 

6. Nunca dejes de aprender

 

Formarse no solo sirve para mantenerse informado, sino que también te permite aprender otras habilidades y desarrollar nuevas áreas de negocio. Cuanta más formación obtengas, más tendrás que ofrecer a tus clientes y renovado en el sector estarás. Además, en el camino, pueden surgir oportunidades o contactos interesantes.

Free trial

Solo email corporativos (ej. @tu-empresa.com) son aceptados.
Al menos 8 caracteres, incluyendo una mayúscula, una minúscula y un 1 número.
free trial CTA