Kenjo blog logo
CATEGORIAS
¿BUSCAS NUESTRA WEB?
Visita nuestra Web
IDIOMAS
Kenjo blog logo
Teletrabajo

18 consejos para teletrabajar con éxito

Después de unas cuantas semanas trabajando de forma remota, pueden aparecer los primeros síntomas del “síndrome de la cabaña”. Esto puede suceder principalmente porque muchos empleados comienzan a sentirse agotados por las rutinas diarias y la falta de contacto humano. Explicamos cómo ser más productivo mientras se trabaja desde casa y cómo puedes ayudar tu equipo a mantenerse cuerdo y comprometido en estos tiempos.

 

Muchos considerarían trabajar desde casa como el Santo Grial. Levantarse tarde, sentarse en pijama todo el día frente al ordenador en el sofá, picotear cuando te apetece y ver vídeos divertidos en YouTube parece, a priori, el sueño de cualquiera. Total, ¿a quién le importa si esa presentación se entrega unos días más tarde?

En casa, los trabajadores se enfrentan a todo tipo de distracciones y muchos de ellos no saben cómo separar el trabajo de la vida personal. Así, todo comienza a descontrolarse. Un poco de lavar los platos por aquí y poner unas lavadoras por allá pueden acabar siendo un día completo de tareas domésticas, mientras que la fecha de entrega de esa presentación acecha peligrosamente.

Pese a todo esto, muchas encuestas realizadas a raíz de los cambios provocados por el coronavirus arrojan datos que demuestran que trabajar desde casa no implica una necesaria pérdida de productividad. En mayo de 2020, una conocida empresa de investigación, Valoir, descubrió que trabajar desde casa funciona. Observaron una simple caída del 1% en la productividad.

Muchos empleados se preocupan por no dar la impresión de no estar activos y que trabajan más duro y dedican más horas. Al final, se toman menos descansos pensando que necesitan demostrar y contribuir más de lo habitual.

 

Consejos para tener éxito con el teletrabajo

 

Entonces, ¿cómo podemos encontrar ese equilibrio adecuado, siendo productivos, mientras trabajamos de forma remota? Hemos reunido los mejores consejos para el teletrabajo, que ayudarán a que se convierta en una forma de trabajar mucho más fácil y natural. Como gerente de Recursos Humanos, asegúrate de compartir estas pautas y recomendaciones para el teletrabajo y muéstrate disponible para cualquier pregunta.

Además, recuerda a los responsables que se mantengan en contacto con su equipo y les motiven y reconozcan su buen trabajo todos los días y al final de cada semana. No debemos olvidar que si las personas hacen un esfuerzo adicional, normalmente es para obtener reconocimientos y elogios.

Asimismo, asegúrate de proporcionar un canal seguro para el feedback de los empleados y conviértete en la persona a quien acudan, incluso trabajando de manera remota. La comunicación es clave.

 

 

New call-to-action

 

 

1. Mantén un espacio de trabajo designado

No podemos remarcar suficiente lo importante que es tener tu propio espacio cuando se teletrabaja. Tener un escritorio propio en un área tranquila de la casa es vital para concentrarse y separar la vida laboral de la personal.

 

2. Evita trabajar desde la cama o el sofá

 

Del mismo modo, haz un esfuerzo por salir de la cama. Estar tirado todo el día puede ser “divertido” los primeros días de teletrabajo, pero no tardará en provocar que pierdas tu rutina y que posiblemente caigas en una espiral de dolor de espalda y problemas de motivación.

 

3. Establece horarios de trabajo claros

 

Asegúrate de que las personas que viven en tu casa no te interrumpan. Marca pautas claras sobre las horas en las que trabajas, preferiblemente en tu área de trabajo designada. Cíñete a tu horario laboral y notifícalo a tu equipo, así como a la familia y los amigos con los que vives. De esa manera, marcarás límites claros en tu horario y te asegurarás de cumplirlos mucho más frecuentemente.

 

4. Crea una rutina matinal

 

Todos tenemos diferentes rutinas matinales, pero tener una es útil para entrar en el flujo y establecer el tono para el resto del día.

 

5. Gestión de tareas básicas

La automotivación puede ser un gran problema mientras se trabaja de forma remota. Después de todo, el equipo no está en el mismo espacio físico para apoyarse mutuamente. Por lo tanto, es más importante establecer los planes para el día siguiente y ejecutarlos. Comienza cada día priorizando la tarea más importante de tu lista de tareas pendientes. Es una gran sensación poder tacharlo como “hecho” y te pondrá de mejor humor para el resto de la jornada.

 

6. Lo más difícil, primero

 

Una excelente manera de alcanzar sus objetivos es comenzar siempre con las tareas más desafiantes primero. De esa manera, no pospondrás las cosas, y el resto del trabajo del día parecerá pan comido después de terminar primero lo difícil.


7. Sigue rutinas fija

 

Según un informe del teletrabajo de Buffer, más del 40% de los empleados dicen que un horario flexible es la mejor parte del teletrabajo. Sin embargo, no prepararse para lo que puede venir inesperadamente durante el día crea un caos. Trabaja para lograr los objetivos que inicialmente te propusiste y organiza tus tareas.


8. Sigue el “principio de los bloques”

 

Trabajar en bloques adaptables y manejables significa trabajar por un periodo de hasta dos horas. Una vez que hayas terminado este lapso, levántate y distráete para aclarar tu mente. Dividir tu día en partes fácilmente manejables ayudará enormemente a mejorar la productividad de tu trabajo en remoto.

 

9. Pon el teléfono en silencio


Como en cualquier escenario de oficina, revisar el teléfono un millón de veces durante el día es una garantía de distracción. Apágalo, déjalo en otra habitación o incluso plantéate usar aplicaciones que bloqueen tu teléfono y te impidan usarlo durante algunas horas al día.

 

10. Usa apps para controlar las redes sociales


La mayor distracción al trabajar desde casa son las redes sociales. Desactiva las notificaciones o, mejor aún, instala apps que te permitan controlar el uso de redes sociales durante el día. Apps como Sense y Offtime te permiten establecer límites diarios y restringir el acceso a cualquier aplicación que te distraiga.

 

11. Tómate descansos

 

Sentarse en casa todo el día puede llegar a ser increíblemente frustrante. No existe una desconexión física real entre el trabajo y la vida privada. Los trabajadores remotos a menudo no dan más de diez pasos al día, los que separan el baño del escritorio. ¡Evita esto a toda costa! Oblígate a tomar un descanso de una hora para comer todos los días, como lo harías en la oficina. Aprovecha ese tiempo para romper con la rutina, salir a la calle a comer o para ir de compras.

 

12. La importancia de desconectar

 

Sin tiempo para desconectar y volver a conectar, los trabajadores en remoto corren el riesgo de agotarse tanto o más que los empleados presenciales. Por eso, asegúrate de desconectar todos los dispositivos una vez que termines la jornada y marca límites claros entre el trabajo y la vida personal. No te sientas “presionado” para estar en línea cuando en realidad te corresponde estar desconectado.

 

 

persona desconectando del teletrabajo

 

 

13. Haz ejercicio con regularidad

 

Alternar entre el estrés y la relajación es extremadamente importante para mantenerse productivo. Intenta tomarte un breve descanso después de cada 45 minutos de trabajo intenso. Puedes salir al balcón para tomar un café, estirarte o salir a caminar un poco.

 

14. Come sano

 

Un básico. Cuando se trabaja desde casa, mantener una alimentación saludable es más importante que nunca. De lo contrario, esos kilos extra comenzarán a acumularse debido al sedentarismo. Además, una digestión muy pesada puede hacer tu tarde de trabajo bastante poco útil y apetecible.


15. Organiza cafés virtuales

 

Sin esas charlas espontáneas en la cocina de la oficina, se pierden muchos de esos pequeños aspectos interpersonales dejando a muchos empleados aislados y solos. Intenta compensar esto reuniéndote para tomar un café virtual en el que todos toméis algo y simplemente habléis sobre temas no relacionados con el trabajo. El factor humano es fundamental para mantener el compromiso y la motivación de los empleados en remoto. Además, no dejes de usar aplicaciones de mensajería como Slack para mantenerte en contacto constante con tus compañeros.

16. Espacios de coworking


Este punto es para personas que, como norma, trabajan lejos de su oficina “real”: aislarse de todos durante el día puede desencadenar sentimientos de depresión y ansiedad, lo que podría reducir la productividad a largo plazo. Trabajar desde una oficina compartida o un espacio de trabajo conjunto ayuda a los empleados a interactuar con personas que también están en sus mismas circunstancias.


17. Separación mental del trabajo y la vida


Trabajar desde casa a menudo significa que los empleados no pueden desconectar fácilmente del trabajo al final del día. Después de todo, basta con mirar a tu escritorio mientras cenas para recordar todo el trabajo pendiente que te queda. Para garantizar tu descanso mental, lee tu lista de prioridades del día y recuerda todas las tareas que has realizado. Apunta cualquier tarea pendiente en tu lista de tareas para el día siguiente. De esa manera, podrás dejar de lado el día antes de irte a la cama. Este es uno de los consejos para hacer teletrabajo más importantes.

 

18. Sobrecomunicación

 

Si tienes dudas sobre cómo comunicarte con tus compañeros, intenta llamar en lugar de enviar mensajes. La mejor forma de comunicarse es mediante la comunicación verbal. Comparte tu pantalla, de esa manera la persona en el extremo receptor sabrá exactamente de qué estas hablando y te ahorrarás mucho tiempo y nervios al no tener que andar enviando correos electrónicos de un lado a otro para explicarlo todo.

 

También es muy importante conocer la personalidad de los trabajadores en remoto y ayudarles a evitar la sensación de aislamiento durante el teletrabajo.

 

La productividad trabajando desde casa

El teletrabajo requiere disciplina y algo de tiempo para acostumbrarse. No seas demasiado duro contigo mismo y tus empleados, y recuerda establecer límites sanos. No desaparezcas, mantente en contacto con tu equipo y ofréceles feedback constante.

Además, asegúrate de enviar a tus empleados estos consejos para el teletrabajo, para que todos estén alineados y puedan acostumbrarse a estas nuevas dinámicas de trabajo. También te puede ser de ayuda la guía de teletrabajo que hemos desarrollado desde Kenjo.

New call-to-action