Kenjo blog logo
CATEGORIAS
¿BUSCAS NUESTRA WEB?
Visita nuestra Web
IDIOMAS
Kenjo blog logo
Servicios RRHH

¿Qué es y para qué sirve el 'coaching' empresarial?

El coaching empresarial se ha convertido en una práctica muy común e importante para los directivos y las empresas que desean evolucionar, crecer y alcanzar sus objetivos. Sin embargo, todavía hay profesionales que no son conscientes de todo su potencial.

 

A continuación te explicamos qué es, para qué sirve y cuáles son sus beneficios.

 

Definición de coaching empresarial

 

Un coach empresarial es un tipo de consultor especializado en el crecimiento de los negocios. Su trabajo se centra en ayudar a los dueños de empresas a establecer y alcanzar sus objetivos de negocio.

 

Por lo general, se centra en compartir ideas, asesorar y ayudar a diseñar planes de crecimiento para que sus clientes aumenten sus ingresos e impulsen sus carreras profesionales.

 

También participa en el establecimiento de una dirección clara y aporta comentarios, herramientas y su perspectiva para seguir el camino marcado. Un buen ‘coach’ no se dedica a decir lo que tenemos que hacer; es alguien de confianza que ayuda al empresario a encontrar el camino por sí mismo.  

 

Contratar a un business coach es como tener a un socio con mucha experiencia con el que navegar a través de la gestión de un negocio.

 

¿Para qué sirve el coaching empresarial?

 

A lo largo del camino hacia el crecimiento empresarial es fácil perderse y olvidar los motivos que nos trajeron hasta ese punto. El trabajo del coach es acompañar y guiar hacia las decisiones correctas.

 

También debe desafiar a los empresarios para desarrollar sus fortalezas, identificar y reducir las debilidades, así como hacerles crecer como individuos. El coach hace especial énfasis en el liderazgo para trabajar la visión de la organización y crear un equipo afín a esas ideas.

 

Por lo tanto, cabe esperar que un coach empresarial:

 

  • Realice muchas preguntas para obtener respuestas que contengan información muy valiosa.
  • Brinde consejos valiosos para el crecimiento de la empresa.
  • De las herramientas necesarias al empresario para convertirse en un buen líder.
  • Genere un espacio de confianza para trabajar en las necesidades reales del negocio.

 

¿Cuánto cuesta un servicio de coaching empresarial?

 

Los servicios de un business coach pueden costar entre 100€ hasta 500€ la hora. El coste varía en función de la experiencia, el área de especialización, los objetivos asignados, etc. Aunque el precio medio se sitúa en unos 250€ por sesión.

 

También es cierto que muchos coaches con clientes frecuentes pueden negociar una tarifa mensual. Esto permite obtener una comunicación regular, programar sesiones con antelación y recibir un asesoramiento más personalizado.

 

 

contact us CTA

 

 

Beneficios del coaching empresarial

 

¿Merece la pena invertir tiempo, energía y dinero en el coaching empresarial? Lo cierto es que este proceso puede aportar grandes beneficios tanto al empresario como a la empresa:

 

  • Aumenta la confianza: el apoyo de un buen coach, que anima y da espacio para resolver los desafíos de forma autónoma, hace que aumente la confianza del empresario.
  • Aporta perspectiva: un par de ojos frescos y una amplia experiencia, el coach ayuda a reducir los puntos ciegos. Lo harán a través de preguntas y fomentando el pensamiento crítico.
  • Ayuda a salir de la zona de confort: es muy fácil utilizar la excusa de “siempre lo hemos hecho así”. Sin embargo, un coach buscará siempre aportar nuevas soluciones a los problemas de siempre.
  • Mejora el liderazgo: un proceso de coaching permite al empresario conocerse mejor, evaluar sus fortalezas y debilidades y evolucionar como profesional.
  • Potencia la productividad: centrarse en lo que uno mejor sabe hacer mejora en gran medida la eficiencia y la motivación. Un coach animará al empresario y a toda la empresa a aplicar esta norma.
  • Ayuda a ganar más dinero: un coach hará que la empresa ponga en claro sus objetivos, diseñe una estrategia sólida e identifique las acciones clave a llevar a cabo. Esto llevará a un aumento de las ganancias y, por tanto, de dinero en el banco.

 

Tipos de coaching empresarial

 

Es importante señalar que el coaching empresarial se divide en tres categorías en función de los objetivos que persiga:

 

  • Coaching ejecutivo: se centra en desarrollar el potencial y las habilidades de liderazgo del dueño de la empresa o de los altos cargos de la misma. El objetivo es, según la Stanford Graduate School of Business, crear conciencia, generar acción y facilitar el aprendizaje para alcanzar el crecimiento.
  • Coaching de equipos: en este caso, el coaching trata de potenciar el talento del equipo en su conjunto para que mejore su desempeño. Para ello es necesario fortalecer la relación entre los miembros y lograr que todas las personas trabajen de forma coordinada. Si mejora el clima laboral, mejora la productividad.
  • Coaching organizacional: por último, el coaching organizacional trabaja desde una visión más amplia para lograr que la organización desarrolle una cultura alineada con los valores de la empresa y así lograr los objetivos estratégicos. En este caso, el cliente es la empresa percibida como un todo.

 

6 técnicas de coaching empresarial

 

El coaching es una metodología de trabajo, por lo tanto se aplican ciertas herramientas y técnicas diferentes para lograr los objetivos marcados. A continuación, mencionamos algunas:

 

  1. Cuestionario previo: el coach envía un cuestionario que se responde antes de la primera sesión. Cada pregunta está relacionada con un tema a tratar y las respuestas ayudan a establecer un punto de partida.
  2. Preguntas de reflexión: el coach ha de saber qué preguntar para encontrar en las respuestas las mejores decisiones y conclusiones.
  3. Escucha activa: prestar atención a lo que el otro dice para poder mantener una conversación fluida y extraer información de valor.
  4. Objetivos SMART: crear objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y basados en el tiempo es una técnica que ayuda a crear objetivos claros y desgranar las acciones necesarias para alcanzarlos.
  5. La línea de la vida: ayuda al autoconocimiento y reflexión sobre uno mismo. Se hace representando, de manera gráfica, todos los acontecimientos que han influido en la vida de los miembros de la empresa. Ayuda a comprender determinadas emociones.
  6. Motivación grupal: incrementa la implicación entre los miembros del equipo, lo que mejora la productividad y el ambiente laboral. Se consigue promoviendo el crecimiento profesional, implantando flexibilidad horaria, etc.

6 consejos a la hora de contratar un servicio de coaching empresarial

 

¿Vas a contratar a un business coach? Ten en cuenta estos consejos para el proceso de selección:

 

  1. Define y deja por escrito tus objetivos: dedica un tiempo a pensar qué es lo que quieres obtener del proceso de coaching y ponlo por escrito. Si es posible, cuantifica los resultados para medir después el retorno de la inversión.
  2. Entrevista a los candidatos: trata de obtener información sobre su experiencia, con quién ha trabajado anteriormente, qué metodología utiliza, los resultados obtenidos, etc. Busca alguien en quien sientas que puedes confiar y con el que estés a gusto.
  3. Elige a un coach de tu ciudad: trabajar con un coach famoso internacionalmente puede ser muy interesante; sin embargo, la dinámica diaria será más fluida si contratas a alguien cerca de ti. Además, a nivel legal será mucho más sencillo.
  4. Valora los años de experiencia: cuanto más tiempo haya estado el coach en el negocio, es más probable que trabaje con un sistema claro que ofrezca resultados.
  5. Encuentra a alguien que comparta tu visión a medio plazo: es importante compartir ideas con el coach. Ayuda a que las decisiones se tomen según el objetivo final.
  6. Evita contratar a un clon de ti mismo: es importante no contratar a un coach que se parezca demasiado a ti. Busca a alguien en quien confiar, respetar y escuchar. Es importante que piense diferente para aportar nuevas perspectivas y retarte.
New call-to-action