Kenjo blog logo
CATEGORIAS
¿BUSCAS NUESTRA WEB?
Visita nuestra Web
IDIOMAS
Kenjo blog logo
Formación

Los beneficios de implementar el reskilling y upskilling en tu empresa

Reskilling y upskilling son dos términos que serán tendencia en los próximos años dentro del ámbito de los Recursos Humanos. Hablan sobre la necesidad de adquirir o ampliar las habilidades de un trabajador para que encaje dentro de la empresa. A continuación lo explicamos con detalle.

 

Contexto actual

 

En el contexto actual hay dos factores que han provocado que muchos profesionales tengan que desempeñar nuevas funciones y adquirir nuevas habilidades para ello.

En primer lugar, el mercado de trabajo cambia a tal ritmo a causa de la IV Revolución Industrial, lo que provoca que exista un déficit profesional en determinados perfiles. Durante este período, las compañías se han visto obligadas a renovar su cultura y a digitalizar sus procesos internos y externos, lo que ha provocado nuevas necesidades. A su vez, esto ha dado lugar a nuevas profesiones para las que, en muchas ocasiones, todavía no existen perfiles específicos por lo que los profesionales de la empresa tienen que formarse para poder dar el servicio.

Por otro lado, en los últimos meses, la Covid-19 ha sometido a las empresas de tal forma que han tenido que reformular su plantilla e, incluso, hasta su modelo de negocio. En este escenario, muchos trabajadores han tenido que asumir nuevas responsabilidades o rotar hacia otro puesto de la empresa.

 

¿Qué es el reskilling?

 

El reskilling busca formar a un empleado para que ocupe un nuevo puesto dentro de la misma empresa. Se le forma internamente para que adquiera las nuevas competencias. Es lo que se conoce, también, como reciclaje profesional. El objetivo es, por tanto, formarle para desempeñar una nueva función lo que le hará un profesional más versátil.

Por ejemplo, un administrativo que se forma en marketing digital sería un reskilling. O un trabajador de banca que estudia informática.

 

Principales características del reskilling

 

Se puede resumir, por tanto, que el reskilling es:

 

  • Es un tipo de formación para empleados.
  • Introduce al trabajador en nuevas áreas.
  • Su objetivo es que el trabajador sea capaz de desempeñar una nueva función.
  • Es necesario medir los resultados del reskilling para evaluar si es necesaria más formación.

 

 

template CTA

 

 

¿Qué es el upskilling?

 

El upskilling tiene como objetivo enseñar a un profesional nuevas habilidades que optimicen su desempeño. Es lo que se conoce como capacitación adicional, porque la formación le ayudará a obtener mejores resultados en las tareas propias de su puesto de trabajo. Puede tratarse de herramientas que le ayudan a ser más productivo, habilidades sociales para vender más, últimas tendencias en su sector, etc.

Un ejemplo de upskilling sería un técnico de Recursos Humanos que estudia un MBA para entender mejor las necesidades y las características de los perfiles de dirección.

 

Principales características del upskilling

 

El upsikilling, en resumen, es:

 

  • Es un tipo de capacitación para empleados.
  • Trata sobre herramientas, procesos o habilidades de su área específica de trabajo.
  • El objetivo es que el trabajador sea capaz de optimizar o mejorar su desempeño.

 

Diferencia entre reskilling y upskilling

 

De su definición se desprende la diferencia entre reskilling y upskilling. La primera tiene como objetivo formar a un empleado para adaptarlo a un nuevo puesto en la empresa.  La segunda, el upskilling, pretende enseñarle nuevas competencias para optimizar su desempeño.

Por tanto, estos dos términos, en la práctica, persiguen objetivos distintos y, por tanto, su enfoque también debe de ser diferente a la hora de trazar un plan de formación o capacitación interno.

 

Cómo la tecnología te puede ayudar a mejorar las skills de tus empleados

 

La tecnología puede desempeñar diferentes papeles a la hora de mejorar las habilidades de los trabajadores de su empresa.

En primer lugar, los softwares de Recursos Humanos permiten determinar cuáles son las necesidades formativas o en qué áreas es más débil cada uno de los profesionales que forman la empresa. A través de las evaluaciones de desempeño, se obtiene una radiografía de las capacidades de todos ellos que resulta clave a la hora de tomar cualquier decisión relacionada con la formación.


En Kenjo, además de esto, también contamos con la funcionalidad de crear una matriz de competencias que permite ver de un vistazo en qué lugar se encuentra cada trabajador.

 

 

interface de la matriz de competencias de Kenjo

 


Y, por otro lado, la tecnología también resultará clave a la hora de medir los resultados de la formación o la capacitación ofrecida a los empleados. ¿Ha servido el upskilling para que el trabajador rinda más? ¿Está dando los resultados esperados el reskilling? La respuesta a todas estas preguntas es perfectamente medible con la ayuda de tecnología.

Por lo tanto, como vemos, la tecnología es una herramienta necesaria para dar forma y medir los resultados de cualquier proceso de reskilling o upskilling dentro de la organización.

 

Beneficios de implementar reskilling y upskilling

 

Entre los principales beneficios de poner en práctica el reskilling o el upskilling dentro de la empresa podemos mencionar:

 

Combate la brecha digital

 

Como hemos comentado al principio, la revolución digital pone en jaque a las empresa y las obliga a estar constantemente actualizándose. Si se apuesta por la formación y la adaptación del talento actual, las organizaciones tienen más posibilidades de ejecutar los cambios rápido y ser más competitivos.

 

Reduce los costes de selección

 

El reskilling y el upskilling apuestan ambos por el talento interno para cubrir las necesidades de la empresa. Esto reduce en gran medida los procesos de selección y, en consecuencia, los costes que esto supone así como los periodos de adaptación.

 

 

cta pillar page

 

 

Retiene talento

 

Cuando los empleados son conscientes de que la compañía invierte en ellos para mejorar su perfil profesional o darle nuevas oportunidades, aumenta su compromiso. Esto hará que estén menos dispuestos a aceptar otra oferta laboral y permanezcan en la organización durante más tiempo.

 

Mejora la imagen de marca

 

Ofrecer formación continua a la plantilla mejora la reputación de la compañía y su imagen como marca empleadora. Será mucho más atractiva para los profesionales del sector y le resultará mucho más fácil atraer nuevo talento.

 

Promueve la cultura de aprendizaje

 

Apostar por el reskilling o el upskilling promueve una cultura de empresa dinámica y comprometida con el aprendizaje continuo. Esto hará que los trabajadores sean más versátiles y que la organización esté mejor preparada para abordar los retos que puedan surgir en el futuro.

New call-to-action