Kenjo blog logo
CATEGORIAS
¿BUSCAS NUESTRA WEB?
Visita nuestra Web
IDIOMAS
Kenjo blog logo
Departamento de RRHH

Cultura empresarial: ¿qué es y qué tipos hay?

La cultura empresarial está implícita en todos los aspectos de una organización: desde el logo hasta el lenguaje que se utiliza. Por eso, cuando hablamos de cultura empresarial nos referimos a los valores, creencias, símbolos o costumbres que definen la compañía. 

 

Esto supone que tiene un gran impacto en los empleados y los procesos de trabajo, haciendo que sea clave crear una cultura empresarial positiva y entender el alcance que tiene. A continuación te explicamos en detalle en qué consiste y sus beneficios a través de ejemplos prácticos. 

 

¿Qué es la cultura empresarial?

 

La cultura empresarial es lo que hace que los miembros de una organización se sientan identificados con su empresa. Se trata del conjunto de valores, así como las formas de actuar y pensar que comparten todos los integrantes de una compañía.

 

En la actualidad, cuando leemos una oferta de trabajo no solo nos fijamos en la descripción técnica del puesto y en su remuneración. En la mayoría de las ocasiones las empresas hablan de aspectos del día a día que serán clave para la motivación y mejorar la experiencia del empleado. Algunos ejemplos de ello son: que se puedan llevar mascotas a la oficina, que los jueves se practique algún deporte, que existan salas de meditación o el hecho de poder trabajar en remoto una vez al mes. 

 

Este tipo de incentivos harán que la empresa resulte más o menos atractiva, y por otra parte atraerá al tipo de empleado que mejor encaje con el equipo.

 

¿Por qué es importante la cultura empresarial?

 

Si tuviésemos que hacer un símil sencillo, la cultura empresarial se parece a las bases que se sientan en casa durante nuestra educación. Conocemos las normas, los valores, lo que sí está permitido y lo que se considera una falta grave dentro de ese entorno. Igual que sabemos qué celebraciones son importantes o qué tradiciones tienen un gran protagonismo.

 

Esto forma parte de nuestra identidad y también establece un sentimiento de pertenencia extrapolable a la cultura empresarial. En este sentido, hay dos aspectos fundamentales a la hora de diseñar cómo va a ser la cultura de la empresa:

 

  • Comunicar el propósito: para dar mayor solidez a la organización y que ayude a retener el talento, es fundamental comunicar su propósito de la cultura empresarial con claridad.
  • Tener flexibilidad: es conveniente que la cultura empresarial sea flexible ya que puede ir cambiando y adaptándose a nuevos desafíos. Sin ir más lejos, la pandemia ha sido un ejemplo de cómo las organizaciones se han visto forzadas a replantearse su manera de trabajar.

Por otro lado, es especialmente interesante recalcar la importancia de la cultura empresarial para la generación Millennial. Uno de los mayores desafíos es mantener su motivación elevada para evitar la fuga de talento. 

 

Los Millennials no aspiran a tener el mismo trabajo el resto de su vida. Sin embargo, sí consideran fundamental desarrollar una profesión que les permita encontrar el equilibrio entre su vida personal y profesional, con oportunidades de crecimiento y en la que puedan adquirir nuevos conocimientos. En resumidas cuentas, los Millennials valoran mucho una cultura empresarial que encaja con sus propias creencias y eso es un valor diferencial a la hora de reclutar a perfiles con gran talento.

 

Beneficios de tener una adecuada cultura empresarial

 

Cuando la cultura empresarial es buena y demuestra tener un impacto positivo en los empleados es importante mantenerla en el tiempo. Por eso, enumeramos a continuación algunos de los aspectos que se ven beneficiados gracias a una buena cultura empresarial: 

 

1. Procesos de selección: en los procesos de selección la cultura empresarial puede ser un valor añadido que haga que el candidato se decante o no por la oferta. Además, cuanto más reconocida sea la cultura empresarial mejores serán las solicitudes para puestos de trabajo

 

2. Onboarding: en el periodo de incorporación a la empresa, los nuevos empleados se adaptarán de una manera más rápida, ya que será más claro para ellos comprender cómo funcionan las dinámicas, los procesos y la comunicación entre los equipos.

 

3. Sentimiento de pertenencia: los empleados desarrollarán un sentimiento de pertenencia más allá de lo profesional que retendrá al talento sin hacer que el salario sea la única compensación

 

4. Reducción del absentismo: una cultura empresarial clara y que funciona tiene una gran repercusión en los datos de ausentismo. Los trabajadores se sienten más motivados para asistir a su puesto de trabajo y tienen menos quejas, ya que comparten los valores y la visión de la empresa.

 

5. Posiciones de liderazgo: la posición que ocupan los responsables del equipo y los mandos directivos tiene un sentido más evidente para todo el equipo ya que sus superiores son capaces de transmitir valores en los que creen 

 

6. Trabajo en equipo: la colaboración y el trabajo en equipo se ve reforzado gracias a la confianza generada, de esta manera hay una mayor participación en las reuniones y mejora la productividad

 

7. Atención al cliente: la cultura empresarial tiene un impacto considerable sobre el cliente final ya que ésta puede transferirse en el contacto directo entre la persona encargada de ventas y el consumidor.

 

8. Flexibilidad: cuando una cultura organizacional ha sido bien desarrollada será más fácil implementar cambios porque el grado de motivación de los empleados hace que aumente también su flexibilidad

 

Tipos de cultura empresarial

 

Debido a la amplia variedad de culturas empresariales resulta complejo categorizarlas de manera que englobe todas sus características. Por eso, haremos una clasificación basada en la rigidez o la flexibilidad de los procesos.

 

Cultura autoritaria 

 

Este tipo de cultura empresarial sería lo contrario a la ‘cultura horizontal’. En este caso, el poder de decisión se encuentra muy concentrado en ciertos responsables por lo que la supervisión del trabajo es fundamental para el desarrollo de cualquier tarea. 

 

Esto puede resultar desmotivador para el resto del equipo y repercutir también en una mayor carga de trabajo para todos los implicados en el proceso, dando lugar a una menor rapidez a la hora de ejecutar cualquier actividad.

 

Cultura burocrática

 

La cultura burocrática se caracteriza por tener un método estricto a la hora de definir cómo se deben llevar a cabo los procesos. Para ello es importante haber definido previamente el grado de libertad y eficacia que este método ofrece.

 

En empresas en las que la seguridad es un factor muy importante por la peligrosidad de su actividad, puede ser un tipo de cultura muy útil, ya que garantiza el bienestar de los empleados y la calidad de los procesos. Sin embargo, en otros sectores puede resultar desmotivante para los empleados y convertir cada pequeño cambio que se quiera aplicar en una tarea engorrosa.

 

Cultura por objetivos

 

Cuando hablamos de cultura por objetivos tenemos que destacar dos aspectos clave: competitividad y participación. El foco de los empleados estará en alcanzar el éxito cuando se lleguen a cumplir los resultados establecidos. 


Aunque este tipo de cultura empresarial puede resultar un estímulo constante para los empleados, también hay que tener en cuenta el grado de estrés o frustración que pueden alcanzar cuando no llegan a cumplir sus objetivos. No solo se trata de un posible descenso en su productividad, también en la repercusión que esos estados anímicos pueden tener en el ambiente de trabajo y cómo puede terminar por contagiarse.

 

Cultura de motivación

 

La cultura empresarial basada en la motivación pone en el epicentro de la organización la felicidad de los trabajadores. Basa su creencia en que los equipos con un alto grado de motivación alcanzarán los mejores resultados sin necesidad de establecerlos como una meta, si no como una consecuencia de un buen rendimiento y trabajo en equipo.

 

Si pensamos en un equipo deportivo sabemos que la motivación de los jugadores depende en gran medida de los valores de su club, pero también de la capacidad que tenga el entrenador de poder transmitir esas creencias a todo el equipo, desde el más veterano al recién llegado. Por eso, en este tipo de cultura empresarial es muy importante trabajar la comunicación de los empleados con mayores responsabilidades y fomentar el reconocimiento del valor de su trabajo.

 

Cuanto más seguros se sientan a la hora de realizar su función, mejor sabrán delegar tareas y hacer que el equipo se desarrolle y para ello, implementar un buen sistema de evaluación del desempeño, con el que identificar las capacidades y el talento de cada empleado, 

resulta fundamental. 

 

 

presentation CTA

 

 

Elementos cultura empresarial

 

Estos son los cinco elementos que destacamos dentro de la cultura empresarial:

 

1. Visión: es la base de la cultura corporativa, la razón que motiva a cumplir los objetivos.

 

2. Valores: las normas de comportamiento que guían y enorgullecen a los trabajadores.

 

3. Estructura organizacional: cómo está internamente organizada la empresa tendrá un impacto en la cultura profesional y definirá su flexibilidad y rapidez.


4. Talento humano: los trabajadores sentirán mayor atracción hacia una empresa a con una buena cultura empresarial y conseguirá retener el talento.


5. Responsabilidad corporativa: las acciones que las empresas ponen en práctica dan coherencia a su cultura empresarial y refuerzan su imagen.

 

Principales empresas con una buena cultura empresarial

 

Estos son algunos ejemplos de empresas que se han popularizado no solo por su servicio sino también por su forma de trabajar.

 

Google

 

Para una empresa como Google la constante innovación tecnológica es fundamental. Por eso, su cultura empresarial es sobre todo tecnocrática. Sus empleados progresan según la calidad de sus ideas y sus conocimientos tecnológicos. De ahí que una de sus particularidades es que el 20% de la jornada laboral se dedique a proyectos personales que, en ocasiones, han llegado a convertirse en ideas revolucionarias de la compañía.

 

Para fomentar esta creatividad realizan una charla cada jueves: TGIF, Thank God It’s Friday, en la que todos sus empleados alrededor del mundo puedan participar.

 

Facebook

 

Facebook no necesita presentación cuando hablamos de redes sociales, pero algunos de sus valores no son tan conocidos y la convierten en una empresa muy bien valorada por sus empleados.

 

La igualdad dentro del equipo es un aspecto fundamental de su estructura. Por eso, buscan la participación del mayor número de personas posible en las decisiones, fomentando estructuras horizontales en las que no haya diferencias de espacios para trabajar. En las oficinas prima un diseño abierto y transparente que ayude al compañerismo y la colaboración.

 

Por ejemplo, las salas de reuniones de la empresa tienen un nombre que ha sido escogido por voto de los empleados y recientemente han implementado un sistema de realidad virtual para realizar meetings internas. 

 

Netflix 

 

Reed Hastings, uno de los fundadores de Netflix, escribió junto a su directora de talentos, Patty Mccord, el texto Netflix Culture: Freedom & Responsability, un documento en el que señalan que algunos de los motivos de su éxito empresarial son:

 

  • Motivan a tomar decisiones de manera independiente, teniendo clara su libertad y autonomía
  • Son extremadamente sinceros entre ellos, ofreciendo una comunicación muy directa
  • Evitan las normas demasiado rigurosas

Ikea 

 

Todos los empleados de Ikea tienen una copia del libro de su fundador: El testamento de un fabricante de muebles. En él se recoge la filosofía del negocio: la autocrítica, la humildad, la simplicidad y la perseverancia en el trabajo.

 

Uno de los valores más importantes para Ikea es su responsabilidad con el medioambiente. Para llevar a cabo sus objetivos en este campo se han enfocado en utilizar materiales renovables o reciclados y ofrecer opciones de alimentos más sanos y sostenibles.

 

Coca Cola

 

La misión de Coca Cola se puede resumir en dos metas fundamentales: refrescar al mundo e inspirar momentos de optimismo y felicidad; un aspecto que se refleja en su cultura empresarial tal y como refleja el documento Manifesto for Growth, en el que la compañía estableció que trabajarían por tener una empresa más directa y transparente

 

Además, teniendo en cuenta que la compañía se extiende a lo largo de más de 200 países, como incentivo para sus empleados implementaron un plan de pensiones y de seguro médico que mejore su calidad de vida.

free trial CTA